Todo emprendedor ha cometido una serie de errores o ha sido sujeto de fallas a través de su viaje de emprendimiento. Estos contratiempos, aunque dolorosos, van a enseñarte acerca del negocio más que cualquier libro de texto, lección, o mentor que alguna vez puedas tener. Además, son un gran alimento para conversaciones de coctel y paneles de discusión.

Estoy orgulloso de haber aprendido tanto de mis fallos, del hecho que los comparta y, más aún, de las duras lecciones aprendidas —es súper emocionante cuando se tiene una audiencia global. Después de todo, cuál es el punto de terminar con litigaciones frívolas, casi perdiendo tu camisa, lanzando capital de riesgo por cientos de millones de dólares sin tener un modelo de ingresos, o siendo obligado a regresar a vivir con tus padres si no puedes tener al menos unas pocas sonrisas como resultado, ¿verdad?

De modo que aquí están las 10 principales lecciones aprendidas de mis pasados errores que muy bien valieron el precio de admisión (después que las sobreviví, claro). Siéntete libre de revisar aún más en el libro “Never Get a “Real” Job” (Nunca tengas un trabajo de verdad).

10. Si no hay ingresos, no hay negocios. Punto. Construye un negocio sostenible por tu propia cuenta, y no uno basado en una hipotética adquisición o inversión de capitales imaginarios. Si tu negocio es capaz de sostenerse, tú puedes incluso comprar otras compañías en el camino o aumentar tu capital de riesgo. Pero tratar cualquier fórmula como estrategia garantizada es simplemente estúpido. En fin: deja de pensar en el mañana desde ya, y céntrate en el ahora. Mueve tu dinero o muere.

9. No eres especial, un ganador, o una maravilla garantizada (ni tampoco lo es tu negocio). Si eres es humano, aún está atado a las teorías de la evolución de Darwin y también. al final, a las leyes de Murphy. Lo peor que puedes hacer es caerte en su propio excremento, por lo tanto, enfócate, para de pensar en que eres un ganador por que estás emocionado, piensa en ideas brillantes y ve a ganarles a todos.

8. ¿Cuántas cosas puedes hacer perfectamente? Si tu respuesta es cualquier otra pero no una cosa, y eres de una compañía emergente pequeña que pende de un hilo, ¿sabes qué? Eres un idiota. Roma no se construyó en un día, ni tampoco Google. Ambos fueron construidos ladrillo a ladrillo, crecieron y luego, y solo luego, se diversificaron. Mantén tu plan de negocios simple, porque si no es simple, está muerto.

7. Los planes de negocios tradicionales te van a llevar a la quiebra. No te quedes en los análisis paralíticos. La planeación de negocios no es un ejercicio generador de ingresos. El dinero está en la ejecución. Escribe algo corto, al punto, y haz eso. Siempre insisto que mi librio One Paragraph Start Up Plan (“El Plan de un Párrafo para un Negocio Emergente ”) es la mejor manera de comenzar.

6. El peor de los escenarios es el único escenario. Si proyectas tener 100 clientes, quizá obtengas 10. Si predices un negocio para cerrarlo en 2 meses, probablemente se cierre en 12. El punto es: siempre tienes que estar pensando en planes de emergencia, y algunas veces, planes de emergencia para el plan de emergencia. No confíes en una única manera de hacer algo, piensa en múltiples maneras. Protégete pensando en múltiples alternativas a cada paso y te volverás más fuerte al tomar decisiones.

5. Divide tus expectativas o supuestos financieros más bajos y divídelos entre 4. Cualquier cosa que pienses que se ganó antes de ejecutarla probablemente no pasará. Las proyecciones financieras son como pequeños Gremlins (monstruos) que se sentaran en tus hombros susurrando cosas dulces a tu oído acerca de escalar montañas con muchas curvas. No te quedes con grandiosas historias financieras. Enfócate en crecer orgánicamente y cubrir tus gastos básicos de vida antes de que te preocupes por un salario de 6 cifras o una compañía con ingresos de 10 dígitos.

4. Los socios estratégicos no siempre son una buena idea. Antes de que tengas a cualquiera como socio estratégico, determina si verdaderamente ser socios es la mejor opción. Decide si las alternativas como compartir ingresos o proyectos conjuntos son la mejor opción. Asegúrate de que sabes todo acerca de la persona con la cual quieres asociarte, desde sus opciones políticas hasta la ética en los negocios. Y si decides seguir adelante y traer a bordo a ese socio, asegúrate de crear entendimientos operacionales que claramente digan que pasa en cada resultado posible, si alguno deja la sociedad o alguno muere.

3. La prueba de concepto no es opcional. Nadie te dará en la mano un fajo de billetes y te dirá: “toma, sigue tus sueños y construyen la siguiente gran compañía”. Los bancos rara vez, si no es que nunca, realizan préstamos para compañías emergentes. Los “ángeles” y capitales de riesgo no volverán a verte tampoco. La cosa es: a las personas con dinero no les importa si estás vivo o muerto hasta que estás en el mercado y prosperando. No malgastes un segundo en una idea que no puedas echar a andar sin los recursos de alguien más. Piensa en pequeño antes de pensar en grande. Deshazte de los aspectos de la “fase 3” incluso antes de echar a andar la “fase 1”. Si te ves en la situación de que no puedes lanzar tu negocio sin todo el paquete completo de inversores y capital desde el día 1, golpea tu cabeza contra la pared hasta que ganes un poco de claridad.

2. El crecimiento del negocio ocurre en tiempo real. Talvez quisieras pasar por alto todas estas cosas de las compañías emergentes, pero no puedes ir a B sin antes pasar por A, y A toma tiempo. No hay trucos de 6 minutos para compañías emergentes o maneras de hacer tu primer millón más rápido. Toma tiempo construir tracción, reconocimiento de marca y bases de consumidores. Tratar de llegar más rápido a B, solamente dará como resultado que A sea débil, y una A débil puedo botar el negocio completo.

1. No importa que tan exitoso seas, acepta que vas a fallar de nuevo. Fallar está bien. Será tu guía para mejores y más inteligentes decisiones. Entre más rápido te des cuenta que tu negocio nunca será perfecto y que “navegar tranquilamente” no existe, más crecerás como un líder de resultados.

Esta es una traducción. El contenido y las imágenes pertenecen a sus autores originales. >>Ver artículo en su idioma original<<