A simple vista, Aaron Patzer, el fundador de Mint.com, ha vivido un cuento de hadas empresarial.  Apenas dos años después de su lanzamiento, vendió sus servicios financieros iniciales a Intuit en 2009 por $170 millones. Su última empresa, dedicada a la aplicación de mejoras para el hogar, Fountain, ha recibido apoyo de USD$4 millones por parte de patrocinadores de alto perfil, incluyendo Shasta Ventures y First Round Capital. Incluso es amigo cercano del famoso director ejecutivo de Tesla y SpaceX, Elon Musk—los dos se van a acampar juntos cada año, según la información que reveló Patzer en una entrevista reciente con Inc.

Sin embargo, Patzer admite que su trayectoria ha sido mucho más compleja. Él ha dirigido algunas empresas que fracasaron, incluyendo el concepto de levitación magnética (“maglev”) para los vehículos personales, llamado “Swift”. A éste le atribuye ser excesivamente ambicioso y poco realista en el sentido financiero. “Era demasiado engreído en cuanto a mi ambición”, opina sobre Swift, agregando que incluso Mint.com casi se quedó sin dinero una o dos veces. Es importante destacar que también “Fountain”, aunque todavía se encuentra en sus primeras etapas, tiene una meta final ambiciosa: pretende expandirse más allá de proyectos de hogar y jardinería, para conectar a usuarios a través de videoconferencias con expertos reconocidos en cualquier categoría, desde ayuda con las tareas hasta ayuda con cuestiones jurídicas y mucho más. En la actualidad, la aplicación tiene descarga gratuita a través de la tienda de Apple y tiene un costo de $7 por 15 minutos de asesoría con el experto.

Patzer expresa que el hecho de tener tu emprendimiento también viene con su propio conjunto de desafíos. Cuando Intuit compró su compañía, él recuerda haber experimentado un golpe a su ego: “estoy viendo los últimos episodios de Mad Men, cuando la empresa de Donald Draper es adquirida y en realidad es una verdad inquietante. Al principio no te lo crees, pero aun así, yo estaba acostumbrado a ser el director, estaba acostumbrado a estar a cargo y tomar todas las decisiones. Definitivamente me regañaron como a un niño en la escuela”, agregó. A Patzer le resultó difícil tomar decisiones de liderazgo junto a otros altos ejecutivos de Intuit. (Patzer permaneció en la empresa como Vicepresidente y Gerente General del grupo de finanzas personales de Intuit durante un año y medio, pero a los seis meses sintió que había perdido el control de Mint.com).

Patzer espera que “Fountain” se convierta en  otro éxito pues ha aprendido a canalizar algunas de las lecciones que ha obtenido de sus errores. Su consejo a los empresarios es el siguiente: “Solucionen sus propios problemas en lugar de andar buscando un problema que resolver.” También destacó la importancia de comprometerse por completo, en lugar de hacerlo a medias. Ese fue el principal problema con su primera empresa fallida, un microprocesador, la cual puso en marcha cuando aún era estudiante de posgrado a tiempo completo.

Hasta el momento, “Fountain” parece haber tenido un buen inicio. Y si no te convence la financiación, debes considerar que Apple la nombró como una de las  mejores nuevas aplicaciones durante su primera semana en el mercado en marzo de este año. Patzer dice que la aplicación no está donde debería de estar en cuanto a diseño; expresa que es “bueno, pero no es grandioso todavía”, no obstante confía en que su equipo lo logrará.

Esta es una traducción. El contenido y las imágenes pertenecen a sus autores originales. >>Ver artículo en su idioma original<<