Perfil de la empresa

Empresa: IPSY
Sede: San Mateo, CA
Fundador(es): Michelle Phan (28), Marcelo Camberos (38)
Año de fundación: 2011
Ingresos anuales: Desconocido
Empleados: 100
Twitter: @ipsy
Facebook: facebook.com/ipsy
Sitio web: www.ipsy.com

Con IPSY, la vlogger Michelle Phan tiene planes para irrumpir en el (no tan pequeño) negocio de la belleza femenina.

Michelle Phan es la cofundadora del servicio de distribución por suscripción IPSY.

En tan sólo tres años, el servicio de suscripción de maquillaje IPSY está bien encaminado hacia un ambicioso objetivo: promover la belleza y el descubrimiento personal entre las mujeres de todo el mundo.

Esa es la opinión de Michelle Phan, cofundadora de IPSY, de 28 años de edad. Phan saltó a la fama como YouTuber en 2007. Publicaba tutoriales de maquillaje regulares para un público que ahora está conformado más o menos por 7.5 millones de personas (eso es más que la audiencia de las 10 mejores marcas de belleza combinadas). Con más de 300 vídeos publicados y mil millones de visitas hasta la fecha, Phan se ubica junto a las megacelebridades de la web como Bethany Mota y Pewdiepie. En 2013, lanzó su propia línea de cosméticos, Em, en colaboración con L’Oréal ©.

La motivación de Phan para iniciar su empresa, sin embargo, se remonta a antes de que ella estuviera dictando tendencias de belleza para una audiencia global: “IPSY era una idea que me incubé cuando tenía 19 años”, dijo a Inc. Durante un viaje a Tailandia, Phan tropezó con un quiosco donde decenas de chicas se peleaban por pagar muestras de maquillaje, y se enteró de que en la mayor parte de Asia los productos de belleza no son reembolsables. Como resultado, las mujeres en Asia están dispuestas a gastar dinero para probarlos.

Cinco años más tarde, en noviembre de 2011, IPSY nació. Su nombre deriva de la palabra latina ipse, que significa “individualidad”. Phan y el cofundador Marcelo Camberos esperan que el servicio de suscripción de maquillaje crezca también como una “comunidad de la belleza”. Hasta la fecha, 12 millones de personas se han inscrito para las actualizaciones y los comentarios de IPSY en ipsy.com, Facebook, Instagram, Twitter, y, por supuesto, YouTube. Allí, una red de estilistas, propias de Phan, publica vídeos de belleza en el canal de IPSY.

En cuanto al servicio de suscripción de sí mismo, un millón de personas se han inscrito para desembolsar más de $10 al mes para obtener una “Glam Bag” (bolsa de glamur) llena de muestras de grandes marcas de belleza como la Urban Decay y NYX Cosmetics, así como de marcas menos conocidas (por ejemplo, ¿has oído hablar de Mitchell y Peach? El producto de la compañía del Reino Unido, Fine Radiance Face Oil, fue presentado en la Glam Bag de Marzo). Las estilistas de Phan adaptan las muestras al tono la piel del portador y a las preferencias personales, y los clientes, denominados ipsters, son motivados a publicar en línea reseñas de productos. Cada Glam Bag también tiene su propio tema: el de abril es “maravillosamente bohemio”.

Aunque el modelo de suscripción de maquillaje puede sonar familiar (véase Birchbox), la compañía de Phan tiene una perspectiva diferente: “No somos una autoridad belleza”, dice ella. “Somos una comunidad de la belleza”. IPSY opera como una herramienta de marketing para las empresas de maquillaje independientes más pequeñas, que no siempre tienen los fondos para crecer orgánicamente. Y como nos dijo Phan, la promoción de otras mujeres empresarias es la parte más emocionante del trabajo.

Pero sigue siendo un trabajo; uno grande, de hecho. IPSY está en sus etapas incipientes —según la analista de la belleza mundial del NPD Group, Karen Grant— y se enfrenta a competidores mucho más grandes. Agrega que el modelo de suscripción de maquillaje sigue siendo un pequeño nicho que puede no ser rentable para los nuevos entrantes. Después de todo, muchos clientes prefieren productos de navegación en línea y tiendas departamentales que recibir muestras por correo. Aun así, el maquillaje —y la motivación a expresarse— es un modelo de negocios de gran alcance. Como señala Grant, “por primera vez, la industria del maquillaje está superando al mercado de cuidado de la piel, y las marcas que están mostrando el mayor incremento en general son aquellas de tipo alternativo”.

Hasta la fecha, IPSY ha atraído a $ 2.8 millones en fondos de inversionistas, incluyendo Amalfi Capital, Capital, 500 Startups, Bullpen Capital y Social Capital. Y si bien la empresa se negó a revelar sus ingresos en 2014, espera alcanzar $120 millones en ventas este año.

La compañía tiene previsto ampliarse en Asia. IPSY planea lanzar una red abierta de estudios de grabación para artistas locales —proporcionándoles los recursos necesarios para filmar sus propios videos—. “En el fondo soy una creadora, y creo que la creación es parte de ser una empresaria”, dice Phan.

Esta es una traducción. El contenido y las imágenes pertenecen a sus autores originales. >>Ver artículo en su idioma original<<

VIDEO: Michelle Phan habla sobre trabajar en lo que ella ama (y por qué no se siente como trabajo).