Los mejores negocios recién comenzados encuentran una demanda latente y la satisfacen creativamente a manera de proporcionar a otros un valor por su dinero.

Agrega a esa lista a Avant, el prestamista en línea de los consumidores que está abriendo el mercado para los denominados consumidores casi primarios —personas con calificaciones crediticias ligeramente dañados que necesitan acceso a financiamientos sin tasas usureras descaradas. Avant es parte de las empresas jóvenes líderes que transforman la industria bancaria tradicional, que ha dejado un gran hueco cuando se trata del nicho de servicio al consumidor. (dentro de los competidores están NetCredit y el mercado de préstamos en línea LendingClub).

“Hay una escasez de empresas expertas en tecnología que trabajan en este espacio” dice Paul Zhang, 28, Gerente de Tecnología de Avant y uno de los 3 co-fundadores. “Vimos una gran oportunidad de traer tecnología y suscripción moderna y nuevos productos de crédito a una gran parte de la población”.

Una Historia Trabajando Juntos.

Para hacer los préstamos accesibles para las personas con puntuaciones FICO entre 580 y 700, Avant ha creado un modelo de calificación patentada, desarrollada por Zhang y el co-fundador John Sun, 30, Gerente de Créditos. El modelo agarra grandes bases de datos, usando más de 500 variables que incluyen métricas encontradas en las puntuaciones FICO; como historial de repago en tarjetas de créditos, hipotecas, y préstamos de carros. También utiliza data no tradicional que puede incluir historial de renta de apartamentos e historial de pago de telefonías. Así como data no estructurada como cuando los consumidores llenan las aplicaciones usando mayúsculas o minúsculas al momento que aplican para un préstamo.

Los fundadores de Avant tienen una historia que es una bienvenida variada en el problema estándar Silicon Valley, iniciar su negocio desde una habitación de residencia universitaria con un compañero de cuarto. Zhang y Sun son amigos desde que tienen 9 años. Conocieron a su tercer co-fundador Al Goldstein 34 cuando ambos se internaron para su compañía anterior Enova, una prestamista sub-prima que Goldstein vendió en 2006 a Cash America por $250 millones de dólares.

Impresionado con sus conocimientos en tecnología, Goldstein-un emprendedor cuyas empresas incluyen “Pangea Properties”, el alquiler de apartamentos Online, No. 720 en Inc. 5000- Se mantuvo en contacto con el duo luego que concluyeran su pasantía. Desde Enova, Sun y Zhang lanzaron un producto de administración financiero propio llamado Debteye en 25011 como parte del programa de incubación YCombinator. El producto, que tiene por objetivo ayudar a los consumidores en dificultades financieras a poder tener control sobre sus finanzas, no tivo mucha tracción dice Zhang. Pero proporcionó algunas de las bases para lo que eventualmente se convirtió en Avant, que se puso en marcha con Goldstein en 2012.

“Conocíamos la industria de servicios financieros muy bien”, dice Zhang. “Básicamente, los prestamistas sub-primos no estaban prestando a los clientes próximos a la primera, y los grandes bancos habían retirado todos sus préstamos desde la crisis financiera.”

Los empresarios toman nota

Desde su lanzamiento, Avant ha originado $800 millones en préstamos a doscientos mil consumidores. Mientras que eso no es mucho comparado con el trillón de la excepcional deuda total del consumidor, aun así es bastante impresionante dada la corta edad de la empresa. (Los préstamos varían en tamaño desde $ 1.000 a $ 20.000 y se utilizan normalmente para consolidar la deuda, dice Zhang.)

Y la compañía ha atraído una asombrosa cantidad de inversión en el camino, incluyendo $ 300 millones en fondos propios de Peter Thiel, KKR, y Tiger Global Management, y $ 700 millones en capital de la deuda de la Victoria Park Capital y Jefferies Group, entre otros inversores.

Los empresarios Dan Ciporin y Ross Fubini, socios en Canaan Partners, en Menlo Park, California, dicen que los retos principales de la compañía de cara al futuro se siguen para adquirir clientes a bajo precio, y la suscripción de su nicho de clientes más riesgosos de manera eficiente y correcta. Lo que es más, el modelo de puntuación de Avant, y el hecho de que es un prestamista balance sosteniendo préstamos en sus libros, aún no se ha probado en una recesión económica, dicen.

Otros expertos como Brian Riley director de investigación senior de la empresa de investigación financiera CEB TowerGroup, cuestiona el atractivo de los préstamos que, aunque son más baratos que los préstamos de día de pago – para los que las tasas de porcentaje anual puede ser superior a 500 por ciento – todavía puede tener interés situándose en torno a un 36 por ciento.

“Su crédito le puede ayudar a salir de un agujero, pero los consumidores deben ser cautelosos al respecto”, dice Riley.

Goldstein dice que las tasas de interés son comparables a lo que un consumidor casi privilegiado podría obtener con una tarjeta de crédito que cobra una cuota anual. Y puesto que los clientes están obligados a pagar sus préstamos fuera de plazo de cinco años, los préstamos se resuelven a ser más barato que otras alternativas que permiten a los consumidores pagan por mucho más tiempo. Lo que es más, ya que los clientes pagan sus préstamos, son elegibles para otros nuevos a precios más baratos, en función de su historial de pago.

En el proceso de construcción de Avant, Zhang dice que él y sus co-fundadores han aprendido a satisfacer la demanda sin explotar el nuevo mundo impulsado por la tecnología y los grandes datos. Y están entusiasmados con las perspectivas de futuro de Avant, que son propensos a incluir más tipos de productos de crédito de los consumidores.

“Es una experiencia estimulante como empresario, y la mayor sensación de logro”, dijo Zhang, “cuando pones tanto trabajo en algo, y utilizas tus propias manos e ideas para construir algo desde cero, para ver que tenga éxito y crecer”.

Esta es una traducción. El contenido y las imágenes pertenecen a sus autores originales. >>Ver artículo en su idioma original<<