Su sueño de llevar a cabo un estilo de vida empresarial se ha vuelto por fin verdadero, y si bien puede parecer grande al principio, puede volverse difícil  ahogar las voces de los “pesimistas” que podrían hacer que usted desista de perseguir sus pasiones. Pero si usted hace un esfuerzo consciente para mantener una actitud positiva y continúa con su incesante esfuerzo, se dará cuenta de que está por lograr el objetivo más importante de todo: mantenerse fiel a usted mismo.

Nueve empresarios ofrecen sus mejores consejos para hacer caso omiso de la retroalimentación negativa a medida que persigue la difícil meta de un empresario.

1. Líbrese de las opiniones de los demás.

No fue hasta que dejé de preocuparme por lo que las personas, sin intención de compra, pensaran de mí o de mi trabajo que fui capaz de seguir realmente adelante con mis empresas.

Si siempre está mirando hacia atrás y prestando atención a las palabras negativas de las personas que están más interesados en gastar su energía haciéndole caer en lugar de hacer algo por sí mismos, llevará alrededor de su tobillo un enorme peso.

– Darrah Brustein,  Network Under 40

2. Enfóquese en el “peor de los casos”.

Puede sonar negativo, pero me parece que pensar en el “peor de los casos” es útil para combatir los temores. Para la mayoría de las personas, el peor escenario del fracaso de su negocio sería regresar a un trabajo como el que tienen actualmente.

La mayoría de la gente tiene miedos irracionales como ser abandonado por amigos y familiares o nunca ser capaz de iniciar otro negocio. Es útil para sentarse y darse cuenta de que estos temores no son ciertos.

– Laura Roeder, MeetEdgar.com

3. Sólo se necesita un “sí” para cambiar su vida.

No importa cuántas personas le digan “no”, ya que sólo se necesita un “sí” para cambiar su vida para siempre. Decenas de personas me dijeron que lanzar ZinePak era una idea terrible, pero seguí mi camino hasta que llegué al único “sí” que importaba: el de un comprador de música en Walmart.

Ese “sí” vale más de 1,000 “noes” porque es capaz de incitar a la acción. Encuentre el “sí” accionable para su sueño e ignore el otro ruido.

– Bretaña Hodak, ZinePak

4. Hable con otros empresarios.

Es mucho más probable que la población en general esté más llena de pesimistas que el grupo de personas que han construido empresas. Rodeése de otros propietarios de negocios -y, si todos piensan que su idea no tiene piernas, probablemente debería escucharlos.

– John Rood, Next Step Test Preparation

5. Si usted tiene una pista de aterrizaje en efectivo, puede permitirse el lujo de correr riesgos.

Los pesimistas son los más propensos a preocuparse por la carga financiera de la creación de una empresa. Puede soñar en grande y seguir siendo pragmático acerca de cómo iniciar su negocio de modo que no se esté lanzando a sí mismo a una montaña de deudas y desesperación si no funciona.

Ahorre el equivalente a seis meses de gastos de vida para que pueda estar tranquilo y confiado mientras usted se concentra en hacer crecer su nuevo negocio.

– Allie Siarto, Allie Siarto & Co. Photography

6. El desafío es una parte integral del ADN de los fundadores.

En mis 20 años de experiencia, y como cinco veces fundador, he aprendido que los fundadores exitosos son entusiastas innatos e incluso son impulsados por los comentarios negativos y el rechazo, mientras que los fundadores con poca motivación tienen una reacción regresiva a la negatividad y muchas veces, con demasiada facilidad, retroceden.

Grandes fundadores quieren ganar todo el tiempo, y más aún cuando se les dice que no pueden ganar o no deben tratar.

– Felipe Ferreira, WebCorp

7. Recuerde que “las paredes de ladrillo” están ahí por una razón.

Los pesimistas son impresionantes – son un grupo de enfoque libre. Sólo hay que recordar (citando a Randy Pausch aquí) que las paredes de ladrillo están ahí por una razón. Nos permiten saber con cuánta intensidad queremos algo. Los pesimistas identifican los problemas de su idea.

Su trabajo como empresario es reconocer que los problemas son sólo oportunidades disfrazadas. Los pesimistas construyen las paredes; los empresarios las escalan.

– Jeremy Kenisky

8. Mantenga una actitud positiva.

Los pesimistas sólo le dan las razones por las que su negocio no va a funcionar, pero hay que centrarse en lo que sí va a funcionar y cómo hacer que eso suceda.

Mantenerse activo y positivo en su forma de pensar puede motivarle a seguir ese sueño y demostrar a los demás que estaban equivocados.

– Cynthia Johnson, American Addiction Centers

9. Recuerde su pasión.

El mundo entero estará ansioso por decirle cómo su idea va a fallar. Recuerde por qué se siente apasionado de la empresa que está construyendo. El día que me di cuenta que podía hacer una diferencia para los demás fue el día en que mi empresa llegó a ser mucho más grande que yo.

Tenía que seguir adelante. Con el tiempo, me encontré con las personas adecuadas para mover la compañía hacia adelante.

– Ajay Yadav, Roomi

 

Esta es una traducción. La versión original se encuentra acá.