Al aproximarse la temporada de graduaciones, varios empresarios exitosos comparten las  lecciones que les enseñarían a sus versiones más jóvenes.

No es ningún secreto que la Generación del Milenio o Generación Y, se comporte de manera diferente a sus contrapartes mayores y más sabias. Con tanto de su vida por delante, los veinteañeros tienen poca experiencia de la realidad.

Este mes, el sitio de la red profesional, LinkedIn, lanzó su campaña anual: “Si tuviera 22”, solicitando a personas influyentes, es decir, la gente a la que se reconoce como personalidades de la vida pública, a escribir artículos de asesoramiento para sus versiones jóvenes (de 22 años de edad).  Aunque algunos quisieran regresar en el tiempo y hacer las cosas de manera diferente, Richard Branson, por ejemplo, escribe que perdió demasiado tiempo en fiestas cuando era joven, sin darse cuenta las consecuencias de sus acciones, otros, como la autora Claire Diaz-Ortiz, comprenden el valor de haber aceptado su “libertad.” Después de todo, hay un argumento a favor de que las personas tomen ventaja de su tiempo para actuar de forma egoísta, sin estar atadas por otras (mayores) responsabilidades.

Esto es lo que algunos de los íconos empresariales de hoy en día desearían haber sabido cuando comenzaron.

1. Relájate. Tiene tiempo suficiente para hacer las cosas que realmente importan.

Arianna Huffington quiere que la Generación del Milenio deje de preocuparse tanto por mantenerse productiva. “Nuestra cultura está obsesionada con el tiempo. Es nuestra crisis de déficit personal. Siempre pensamos que estamos ahorrando tiempo y, sin embargo, sentimos como que nunca tenemos suficiente… pero no hay “minutos transferibles” en la vida. No es posible guardar el tiempo que ahorramos. En realidad, se trata de una manera muy costosa de vivir”, publicó en LinkedIn.

Huffington, quien fundó el destacado sitio The Huffington Post en mayo de 2005, conoce muy bien los peligros de la obsesión con el tiempo: una noche, en el año 2007, se desmayó en su oficina a causa del cansancio. Se fracturó el pómulo y recibió cuatro puntadas alrededor de su ojo derecho. “Eso fue lo que me inició en el camino de plantear las preguntas que olvidamos al estar en la Universidad, por ejemplo: ‘¿Qué es una buena vida? ¿Qué es el éxito?’” recordó en una entrevista con Scott Gerber, de la revista Inc.

Finalmente, escribe Huffington, es tu responsabilidad reconocer cuando estás sobrepasando tus límites: “No es de extrañar, cuando se trata de ganar la guerra contra el tiempo, somos nuestros peores enemigos. Para ganar la guerra, primero tenemos que declarar que queremos cambiar.”

2. Siempre debes obtener (y dar) segundas oportunidades.

A Richard Branson no le resulta incómodo admitir que disfrutaba de su libertad cuando era más joven: “Podía salir toda la noche de fiesta y no siempre pensaba en las consecuencias de mis acciones,” escribe en LinkedIn. Tal vez esto no sea sorprendente, dado que Branson tiene la reputación de crear una cultura corporativa divertida, a menudo extravagante.  Sin embargo, el mensaje de Branson a su  versión de 22 años de edad es sensato: citando a las ejecuciones denominadas “Bali Nine” —el reciente asesinato de dos jóvenes australianos, Andrew Chan y Myuran Sukumaran, junto con otras siete personas por el gobierno indonesio— Branson enfatiza que todos merecen una segunda oportunidad en la vida. “No soy la persona que era hace 42 años. Ni siquiera soy la persona que era hace dos años. Todos cambiamos, todos aprendemos, todos crecemos.  Castigar a alguien constantemente por los errores que cometió en el pasado no solo es ilógico, es simplemente incorrecto,” escribe.

Seguro, los jóvenes cometerán errores, pero Branson expresa que es importante que tengan la oportunidad de aprender de ellos.

3. El camino al éxito será cualquier cosa, menos recto. Tienes que ser resistente.

El autor de éxito, Deepak Chopra, recuerda sus veintes como un momento difícil. En ese sentido, su artículo en LinkedIn se trata acerca de resiliencia. Chopra explica que algunos de los retos que su yo joven (en ese entonces, un yo también arrogante) no estaba preparado para lo siguiente: casi reprobó los exámenes orales de la Facultad de Medicina, y durante su primera rotación, se desmayó al ver la sangre. También recuerda que apenas logró llegar los Estados Unidos como un postgraduado, porque en ese momento el gobierno indio no permitía a sus ciudadanos tomar el examen de ingreso a Estados Unidos.

“Mi yo de 22 años necesitaba escuchar algo importante. Estar enfocado en un solo sendero es raramente realizable. A todos nos esperan contratiempos, desviaciones y curvas. Debía prestar atención a algo ajeno a su naturaleza: resiliencia ante la dificultad” escribe.

Es posible que la resiliencia no llegue fácilmente, pero tal como los empresarios saben bien, es uno de los atributos más importantes para el crecimiento de una empresa exitosa.

4. Practique la auto-compasión

La asesora financiera y presentadora de un programa de entrevistas, Suze Orman, les recuerda a los de la Generación Y que es importante que sean amables consigo mismos. Orman recuerda que ella no obtuvo el trabajo de sus sueños hasta que tuvo 30 años, pero las lecciones que aprendió a sus 20 años, fueron invaluables para hacerla llegar hasta allí: “No voy a sugerir que todos los de 22 años de edad se tomen ocho años para encontrar el camino que quieren seguir. Pero al mismo tiempo, espero que ustedes sean amables consigo mismos, que se den el tiempo y espacio para resolver las cosas”. Orman, al igual que Huffington, agrega que hay cosas más importantes en la vida: “El éxito y el poder provienen de quién eres como persona, de cómo decides navegar por el mundo”.

5. Sueña en grande.

El empresario y mentor empresarial, Maynard Webb, recuerda haber tenido un comienzo difícil en la vida: su padre murió cuando él era un niño y su madre tuvo que trabajar constantemente para hacerlos salir adelante. Empezó su carrera profesional como un guardia de seguridad de IBM y, mientras soñaba con convertirse en un gerente de la compañía, expresa que sus objetivos no eran lo “suficientemente altos”, viéndolo en retrospectiva.

¿El consejo de Webb para los jóvenes? Tengan sueños más grandes de lo que ustedes ya son, consideren que hay opciones disponibles para ustedes que la gente generalmente no discute. “Ojalá pudiera volver en el tiempo y contarle a mi yo de 22 años sobre todas las posibilidades del mundo” escribe. “Nunca supe acerca de cosas como emprendimiento, y pensé que muchas profesiones tradicionales no estaban disponibles para las personas como yo.”

Video: Cómo Arianna Huffington superó su propia crítica.

“Cualquier mujer empresaria tiene que aprender a dejar de juzgarse tanto a sí misma”, le expresa Arianna Huffington a Scott Gerber, de la revista Inc.

Esta es una traducción. El contenido y las imágenes pertenecen a sus autores originales. >>Ver artículo en su idioma original<<