Perfil de la empresa

Empresa: Enplug
Sede: Culver City, CA
Fundador(es): Nanxi Liu (24), Zach Spitulski (23), Alex Ross (24), Navdeep Reddy (27)
Año de fundación: 2012
Ingresos anuales: $1.1 millones
Empleados: 100
Recaudó: $3.7 millones
Twitter: @enplug
Facebook: facebook.com/Enplug
Sitio web: https://enplug.com

La semana antes de que Nanxi Liu se graduara de Berkeley en 2011, se reunió con David Zhu, un amigo de un amigo, desertor del MIT y jugador de póquer profesional. Zhu voló desde Los Ángeles y, después de 45 minutos, se decidió: comenzarían una empresa juntos. Sólo que no estaban seguros de lo que iba a hacer.

En su vuelo de regreso a Los Ángeles, Zhu conoció a un joven en la universidad llamado Zach Spitulski. Spitulski accedió a dejar la escuela por la empresa —aún desconocida— y convenció a su compañero de piso, Alex Ross, de renunciar a su trabajo en Cisco. Navdeep Reddy, el quinto cofundador, conoció a Zhu en la escuela secundaria y se unió a la pandilla. Dos semanas más tarde, todos se reunieron en Los Ángeles y Enplug nació. El equipo decidió construir el sistema operativo estándar para las carteleras (vallas) digitales.

“Sigue a tus instintos”

“Si me hubieran dicho que esto iba a suceder, yo no lo creería”, dice Liu, CEO de Enplug. “Pero lo que nos hace trabajar tan bien juntos es que todos tenemos esta fuerte sensación, este seguir a nuestros instintos”. Recuerdo cuando nos conocimos entre sí por primera vez en el apartamento de Alex y de Zach. Hablamos, nos dimos las manos,  y dijimos: “Bueno, parece que vamos a iniciar una empresa juntos. Vamos a averiguar lo que vamos a construir. ‘”

Enplug fue fundada en septiembre de 2012, después de que el grupo superó con éxito a el acelerador Start Engine, en Los Ángeles. Con un capital semilla de Start Engine y AFSquare, los cinco fundadores alquilaron una casa en Bel Air, contrataron a un par de personas y decidieron vivir y trabajar en la casa para ahorrar dinero. El resultado fue una cultura 24/7. Los primeros 12 empleados, todos veinteañeros, construyen sus escritorios de madera recuperada, trabajan en sus pijamas, y cocinan grandes cenas los fines de semana. Algunos incluso tienen tatuajes con el logo de Enplug.

“Estamos descritos como un culto”, dice Liu. “No está muy alejado de la verdad. Cuando te unes a Enplug, no es un trabajo, es un estilo de vida. Se come, respira, sueña Enplug todos los días.”

La plataforma de las vallas

El grupo decidió centrarse en la señalización digital —desde jumbotrons en los estadios a las pantallas de televisión en los restaurantes— porque no existía para el medio una plataforma de software unificadora. Carteleras inteligentes y jumbotrons, como los de Times Square, requieren costosos trabajos de desarrollo de encargo porque no hay sistema operativo universal que puede albergar aplicaciones y comandos. Piensa en cómo un smartphone funcionaría sin un sistema operativo: tendrías que programar cada acción tú mismo. El sistema operativo Enplug y mercado de aplicaciones ayudan a los negocios a obtener una pantalla en funcionamiento (una presentación/display) con las aplicaciones que quieran usar, de un modo más rápido y más barato que antes. “La tecnología para pantallas no había cambiado en las últimas décadas, la mayoría fueron simplemente ejecutando pases de diapositivas a través de PowerPoint”, dice Liu. “No tenía sentido para nosotros, sobre todo mirando a la evolución de las computadoras personales a los teléfonos inteligentes. Pensamos que era arcaica.”

El objetivo de los cofundadores era hacer una plataforma unificadora que podría dar soporte a cada exhibición pública en el mundo. Con un sistema operativo universal y un mercado de aplicaciones, las empresas podrían hacer presentaciones a tiempo real en los medios de comunicación social a modo de obtener una comunicación bidireccional con los clientes y transeúntes, y mostrar un contenido atractivo. La plataforma de Enplug es como Android o iOS con el fin de que los desarrolladores construyan aplicaciones y los liberen en el mercado de las aplicaciones Enplug, y éstas van desde Facebook e Instagram hasta aplicaciones personalizadas para un negocio específico. Por ejemplo, muchos restaurantes que utilizan Enplug descargan la aplicación “Lista de Espera”, así los clientes pueden ver cuánto tiempo tienen que esperar por una mesa.

El producto de Enplug es un dispositivo HDMI, precargado con el software Enplug, que puede ser conectado a un monitor, pantalla de TV o pantalla gigante, y se conecta a la plataforma de computación en la nube pública de Enplug. Los desarrolladores utilizan el kit de desarrollo de software de Enplug para construir aplicaciones específicamente para presentaciones y pantallas empresariales.

Cuando la pantalla está en funcionamiento, el cliente puede hacer las cosas lo más simple posible: mostrar todos los tweets, mensajes de Facebook, fotos de Instagram y comentarios de Yelp en la pantalla en el vestíbulo. Alojar conversaciones bidireccionales con los clientes se sientan en un estadio o mostrar las estadísticas de los empleados en la oficina de ventas. Por el momento, Enplug cobra $99 al mes por un paquete de aplicaciones todo-lo-que-puedas-descargar. Pronto, las aplicaciones serán monetizadas.

Señalización universal

Con más de 450 clientes, incluyendo a BMW, Audi, Marriott, Radisson, Red Bull, gimnasios Crossfit y Dave & Buster, el software de Enplug está siendo utilizado en pantallas públicas en todo los EE.UU., Europa, Asia, América Central y África. Liu dice que los lugares más interesantes donde están las empresas que utilizan software de Enplug son los restaurantes en Guam, espacios para eventos corporativos en Nigeria, y pantallas gigantes en las salas de conciertos en la República Checa y Eslovaquia.

En 2014, Enplug ganó $1.1 millones en ingresos y su predicción es de $8.3 millones este año. La compañía ha recaudado un total de $3.7 millones en capital de Oaktree Capital y de personas como David Cohen, de Interscope Records, y Howard Marks de Start Engine.

Howard Marks dice que Liu es el empresario más ambicioso y talentoso de los 60 que pasaron por Start Engine en los últimos tres años. “Su visión era construir los iOS para pantallas digitales y lo hicieron”, dice Marks. “La iOS de Apple es el secreto de su éxito y Enplug tiene el potencial de hacer lo mismo. Los displays digitales estarán en todas partes —en todas las oficinas, restaurantes, aeropuertos y salas de conciertos— y alguien tiene que patrocinarlos y administrar el software y demás. Enplug está construyendo silenciosamente una industria de mil millones de dólares”.

La principal diferencia entre Enplug y sus competidores es que su software puede ser modificado por las empresas y los desarrolladores a través de aplicaciones. Los competidores tienen sistemas cerrados —poseen las pantallas, el software y la red— lo que significa que las empresas no pueden personalizar la presentación de sí mismos. Con Enplug, las empresas pueden comprar un monitor barato, comprar el dispositivo del Enplug, y personalizar el display con las aplicaciones.

Los cofundadores, menos Zhu, quien dejó Enplug año pasado, todavía se deben a sí mismos la asignación de un salario, pero finalmente se moverán a la empresa a una oficina adecuada en Culver City en 2014 tras superar 30 empleados —demasiados para caber en una casa.

“Queremos construir algo tan transformador que defina una industria y una era de la tecnología”, dice Liu. “Suena cursi, pero nuestro objetivo es construir una compañía que tenga un valor de varios millones de dólares.”

Esta es una traducción. El contenido y las imágenes pertenecen a sus autores originales. >>Ver artículo en su idioma original<<